Descubre tu
Índice de masa corporal

¿Necesita Ayuda? Escríbenos directo al WhatsApp (+57) 318 211 52 22

Cómo prevenir la obesidad

hola gola

Aprender hábitos alimenticios saludables y rutinas de ejercicio en la niñez son los primeros pasos para prevenir la obesidad.

Obesidad por comidas rápidas

A medida que se envejece, el metabolismo es más lento y también la habilidad de quemar calorías en forma efectiva. Después de los 50 años de edad los niveles metabólicos bajan en forma brusca. Por eso es tan importante saber cómo alimentarse para prevenir la enfermedad de la obesidad desde la niñez.

La vida agitada de los adultos dificulta las rutinas de ejercicio necesarias para prevenir la obesidad. Los hábitos alimenticios saludables usualmente son víctima de la tentadora comida rápida o procesada. Las investigaciones en obesidad indican que perder peso a medida que entramos en la edad mediana es simplemente más difícil que en la juventud y en la infancia. Prevenir la obesidad, en última instancia, es más fácil que intentar perder los kilos extra más tarde.

Programas de obesidad: Plan de ejercicios

Siempre tenemos una excusa para no comenzar una rutina regular de ejercicios:

• el trabajo, la familia, la fatiga al final de una jornada ardua de trabajo, los compromisos sociales.

Todo esto hace ver al ejercicio como una carga extra.

Sin embargo, una rutina de ejercicio da más energía, ayuda a sacar el enojo y dispara el metabolismo. Las investigaciones en obesidad han probado que elevar los niveles de actividad y comer apropiadamente es una manera más efectiva de combatir la obesidad, que solo cambiar los hábitos alimenticios.

Ir al gimnasio no es algo que todos disfruten. Por eso, tenga en cuenta otras alternativas:

• hacer largas caminatas, ir a nadar con los niños, subir las escaleras en vez de tomar el ascensor, etc.

El nivel de ejercicio apropiado para prevenir la obesidad y para una vida saludable es de 30 minutos de ejercicio leve a moderado 5 veces por semana.

Una vez que usted comience a buscar pequeñas maneras de permanecer activo, encontrará más y más opciones.

Ejercicios para adultos mayores: Permanecer activos es importante a medida que envejecemos. Caminar, nadar y otras actividades de bajo impacto pueden ayudar a mantener un peso adecuado. El entrenamiento de levantar pesas ayuda a mantener una masa muscular en niveles saludables.

Para los ancianos con movilidad limitada las clases de gimnasia en el agua pueden ser de ayuda. También existen programas de ejercicios que pueden practicarse sentados en una silla. Los problemas de salud y las necesidades de cada uno determinan qué y cómo hacer ejercicio. Todas las modalidades de ejercicio siempre deben ser discutidas con un profesional de la salud.

Llevar un diario de comidas: Por supuesto, incorporar las rutinas de ejercicio en la agenda diaria es solo una parte de la prevención de la obesidad. Por más actividad que realicemos, esto no ayuda si se vive de comidas rápidas. Un diario de comidas es una buena manera de determinar qué cambios debemos hacer en los hábitos alimentarios. Registre todo lo que coma durante un mes, anotando la hora, el lugar y la cantidad. Haga una lista de todo lo que come y bebe, incluyendo refrigerios y vasos de agua.

A fin de mes, siéntese y fíjese qué debe cambiar para llevar una alimentación más saludable. ¿Está saltándose el desayuno? ¿Se prepara el almuerzo o come comida rápida? Las posibilidades son que aparezcan uno o dos malos hábitos. (Si no aparecen, ¡felicitaciones!, está en ventaja con respecto a la mayoría de la gente).

Ahora elija uno de esos hábitos y trate de cambiarlo. Cuando su nivel de azúcar en la sangre baje por la tarde y quiera comer algo, trate de reemplazarlo por un refrigerio rico en proteínas. Los refrigerios ricos en azúcar o carbohidratos lo hacen sentir mejor por un corto periodo de tiempo. Además, ellos alteran la cantidad de azúcar en la sangre tan rápido que después tendrá más hambre.

Claves para crear hábitos saludables y prevenir la obesidad:

  • Coma despacio.
  • Evite comprar comida procesada cuando vaya al supermercado.
  • Limite el tiempo que mira televisión, usa la computadora y juega video juegos.
  • Limite las comidas rápidas y pida porciones pequeñas.
  • Mantenga al alcance de la mano frutas y vegetales para comer como refrigerios.
  • No coma si no tiene hambre.
  • No use la comida como recompensa.
  • Proponga juegos activos que impliquen correr.
Tags:

Diseño y programación jilvisual.com

Logo de Jil Visual